Como manipular la mente de tu jefe

12 consejos para administrar a tu jefe Piensa en tu jefe como un recurso. Cumple con tu promesas. Sin sorpresas, jamás. Tómese su trabajo seriamente. Aconsejar y obedecer. Sugiera resoluciones, no protestas. Comuníquese precisamente. Haz tu mejor trabajo. ¿Mucho más elementos? ?

Propón resoluciones y no procures inconvenientes

Hay muchas personas que se destaca en conseguir inconvenientes.

Ninguna de estas personas. Además de esto, sé la persona que aporte resoluciones a los inconvenientes que ya están y con esto vas a ganar la seguridad de tu jefe y vas a ser mejor en el trabajo.

Frecuentemente disponemos un jefe que no nos respeta, que siempre y en todo momento está enojado o por lo menos chillando, no le importa lo que sientan el resto y cuanto mucho más les causa, mucho más fuerte se siente. Para este género de personas disponemos tres consejos que seguro les vienen bien.

Aprende todo lo que es necesario para ti entender para leer a tu jefe antes que hable. √ Entender lo que desea o lo que piensa antes de conocerse a sí mismo. Para estudiar el lenguaje corporal puedes emplear nuestro vídeo: todo sobre el lenguaje corporal.

El dependiente al trabajo y el haragán

En este momento estamos con 2 géneros de jefes tóxicos que pertenecen a un mismo continuo, podríamos decir que tienen extremos opuestos. Por una parte poseemos al dependiente al trabajo, un personaje que no posee vida fuera de la oficina y que desea estar ahí asimismo. A la inversa, por otra parte, observamos al haragán, que siempre y en todo momento va a aguardar que hagas tu trabajo y asimismo el de él.

Por último, disponemos una quinta parte tipo muy habitual de jefe tóxico, el jefe mandón insolente. Jamás vas a escuchar a personas con este perfil intentando de disculparse, pues son inútiles de cometer fallos. Además de esto, tienden a no oír a absolutamente nadie mucho más que a sí mismos.

¿De qué forma haces para agradar a tu jefe?

De qué manera agradar a tu jefe: hazle entender que tienes ideas Si deseas llamar la atención de tu jefe, piensa en tus propias ideas en el momento en que lances un emprendimiento. Los amos valoran de forma positiva a esos usados que tienen ideas propias y los distinguen de los que son mucho más vagos en este sentido.

Este pecado capital asimismo sucede (y bastante) en el campo laboral. Por más que desees esconder el ascenso de ese compañero, no fue bueno para ti….

Los proyectos en los que trabajaba (introduciendo plazos, responsabilidades e inclusive los inconvenientes que tenía).

En vez de aguardar a que el lector de psiques de su gerente adivine todo cuanto debía realizar para llenar una labor, envió este corto mensaje, lo que produjo geniales comentarios concretos, consejos e inclusive mucho más conciencia por la parte del «Jefe» en el momento en que charla de tiempos de distribución Lo mucho más extraño es que solo tardó 15 minutos en redactar el maldito correo electrónico. Increíble, ¿no? Es posible que parezca que mandar estos correos no lleva a nada, pero marcha a la perfección para sostener a tu jefe alerta de todo cuanto haces. Así, puedes planear los proyectos, los plazos de distribución y, en uno, apreciar mejor el enorme trabajo que realizas.

  • Absolutamente nadie puede leer la cabeza, de ahí que es esencial estar comunicado y estar comunicado bien.
  • No asumas que el resto saben todo cuanto haces. Siempre y en todo momento tienes que recordarlo.
  • Va a ser preciso realizar pequeños pero esenciales cambios en la comunicación que tienes con tu jefe a fin de que los 2 estén ajustados y de este modo eludir presiones auxiliares.
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad