Como saber si mi jefe me humilla

Te veja enfrente del resto o te ordena tareas humillantes. Te manipula y te chantajea emotivamente. Emplea un lenguaje pasivo-belicoso. Te ofrece malas respuestas o te insulta. No le deja realizar bien su trabajo.

Por: Ricardo Rodríguez / Visión Industrial / 2h.visionindustrial@gmail.com

El acoso laboral se frecuenta ofrecer con el término inglés mobbing (del inglés «to mob»: acoso, ataque en masa), o asimismo popular como “bullying laboral”, que es un género de castigo laboral, primordialmente psicológico o ética y caracterizado por el acoso continuo, sistemático y persistente al trabajador de distintas formas, y pertence a las primordiales especificaciones. causas del ausentismo, la baja eficacia y el mal tiempo en las compañías.

– Explota los resultados positivos de las leyes:

Caso de que los superiores de tu jefe tampoco logren guiarte, o si no hay ninguna persona sobre ti, tienes que asistir a las autoridades . Atención… Este punto cambia según el país en el que te halles.

Tienes que asistir a los organismos que corresponden y enseñar las demandas que corresponden. Antes de asistir a estos sitios, te invito a que te coloques en contacto con expertos especialistas que logren asesorarte.

El dependiente al trabajo y el haragán

En este momento estamos con 2 géneros de jefes tóxicos que pertenecen a un mismo continuo, podríamos decir que tienen extremos opuestos. Por una parte contamos al dependiente al trabajo, un personaje que no posee vida fuera de la oficina y que desea estar ahí asimismo. Al revés, por otra parte, observamos al haragán, que siempre y en todo momento va a aguardar que hagas tu trabajo y asimismo el de él.

Al final, poseemos una quinta parte tipo común de jefe tóxico, el jefe mandón insolente. Jamás vas a escuchar a personas con este perfil intentando de disculparse, por el hecho de que son inútiles de cometer fallos. Además de esto, tienden a no percibir a absolutamente nadie mucho más que a sí mismos.

Reconstruyendo relaciones

Antes de admitir cualquier conclusión sobre el accionar del resto, o aun dar a conocer esas conclusiones con otros, tenemos la posibilidad de charlar, idealmente sin una agenda y eludiendo temas de trabajo concretos. Recuerde que un óptimo jefe ha de ser verdaderamente un líder que esté presto a oír.

Tenemos la posibilidad de invitar a nuestro jefe a un café o, dada la situación de hoy, llevarlo a cabo por medio de una videollamada. En todo caso, lo más esencial es que desvelemos nuestra opinión y nuestras percepciones, sin admitirla hasta el día de hoy, sencillamente diciendo lo que observamos y de qué forma nos perjudica.

Si tu jefe asimismo es machista

¿De qué manera paras las gracietas sobre rubias o morenas? Y si te defiendes, ahora andas en el llamado término feminazi. Desde el comienzo hay que parar, si ahora andas metido en una cotidianeidad laboral machista, agrede las gracietas de manera pasiva: lo siento, no te comprendí, no sé si te deseas burlar de las mujeres. , si puedes descomponerlo.

Puedes humillar en el instante al imbécil que te ofrece machismo en el trabajo con otra pregunta y finalizando con: ¡ah! Y eso es entretenido en tu ambiente familiar, ¿verdad? ¡buen chaval! Y en voz alta le solicitas a los compañeros que vuelvan a contar el chiste para poder ver si alguien lo comprende, así sea un compañero o tu jefe, si es un individuo media, busca a una jefe de su rango y dile que tu jefe debería subir a contar su. bromear con ella asimismo que nos marchamos a reír bastante.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad