¿Cuánto cuesta un juicio laboral?

Si estás próximo a iniciar reclamaciones judiciales y quieres saber cuánto cuesta un juicio laboral, a continuación te diremos todo lo necesario para que puedas iniciar este proceso.

Comenzar una demanda no es fácil en ningún aspecto, requiere tiempo, trámites y sobre todo dinero. Por eso, es importante conocer los costos que puede tener un juicio laboral antes de iniciarlo.

Debes tener en cuenta que, el costo de un juicio laboral puede variar según diversas variables que conversaremos en este artículo. Por ejemplo, lo más recomendable es ir a juicio con un abogado laboralista y esto tiene un costo, siempre tendrás la posibilidad de defenderse solo pero no es lo más recomendable si quieres ganar el juicio.

¿Cuánto cobra un abogado laboralista?

En España los abogados cobran según la fijación de sus honorarios y existe cierta libertad en los precios establecidos. Por eso, vas a encontrar diferentes precios al momento de buscar un abogado laboralista.

La diferencia de los precios puede ser por la experiencia del abogado o la calidad de los servicios, aunque no siempre será solo por estos dos supuestos, ya que influyen otras situaciones. Los abogados suelen establecer tarifas para cada circunstancia o trámite.

Por ejemplo, redactar una papeleta de conciliación (necesaria para despidos, accidentes de trabajo, reclamación de derecho de cantidad) puede costar entre 60 y 100 euros. Ya por la posterior demanda o conciliación, el precio puede subir a 300 – 600 euros.

Cuando ya se habla de juicio las cantidades se incrementan, te pueden ofrecer el servicio gratuitamente a cambio de un porcentaje entre 1 y 25% de lo que se llegue a obtener en el juicio. La ventaja está en que si no ganas, no tendrás que pagar.

En el caso de una solicitud por incapacidad permanente, es probable que el abogado cobre tres mensualidades de la pensión. También hay que considerar el informe de perito médico, que ronda los 800 euros.

Los costos también pueden variar según la complejidad del caso, ya que no todas las solicitudes son iguales.

¿Se puede solicitar un abogado de oficio?

se puede solicitar un abogado de oficio pero esto no quiere decir que sea gratuito. Todos los trabajadores que perciban una prestación de Seguridad Social tienen derecho a su abogado.

El abogado de oficio puede cobrar hasta un máximo de la tercera parte de lo que haya obtenido en la demanda a la empresa. Por lo tanto, según sea el caso puede ser hasta más caro que uno contratado.

¿Cómo evitar sobrecostes?

Contratar un abogado laboralista puede ser un proceso parecido a contratar otro tipo de servicios, siempre se debe hacer una investigación previa para ver cuánto están cobrando la mayoría de estos profesionales, porque al final el precio definido será el que pacten ambas partes.

Por lo tanto, lo mejor es solicitarle al abogado una hoja de encargo, es un documento que tendrá detallado el servicio y los costos. También se pueden establecer algunas condiciones de cobro.

Es habitual que algunos abogados pidan una provisión de fondos que puede oscilar entre los 100 y 400 euros. Eso va destinado a ser usado en los gastos de presentación. Es una especie de anticipo.

Otros abogados cobran un porcentaje de lo recuperado en el juicio. Por ejemplo, si el trabajador obtiene una indemnización por 30.000 euros, el abogado se quedará con el 10% de la cantidad.

Así como harías al momento de contratar un plan de telefonía móvil, lo mejor que puedes hacer para evitar sobrecostos es comparar el presupuesto con otros abogados. También ayuda mucho la recomendación de algún conocido que haya pasado por la misma situación.

¿Cuánto cuesta un juicio laboral?

El juicio laboral no solo incluye el gasto del abogado laboralista, también se deben tener en cuenta lo siguiente:

  1. Tendrás que contratar un procurador. Sus honorarios para un juicio laboral rondan los 80 y 100 euros. Como siempre este precio puede variar según la complejidad del caso, es muy probable que el abogado que contrates ya tenga una persona de confianza que le ofrece un mejor precio.
  2. Existen otros costos del procedimiento como los informes periciales, o quizás tengas que abonar otros conceptos como dietas, desplazamientos, gastos de oficina, incluso indemnización a testigos.

Llevar a cabo un juicio no es económico, pero si se contrata a un buen abogado laboralista la recompensa económica será mayor y también existe una recompensa moral de hacer valer tus derechos como trabajador.

Igualmente, siempre tienes la posibilidad de solicitar justicia gratuita o la asistencia del sindicato, aunque no todos los trabajadores tienen derecho a este servicio. También puedes realizar algunos trámites sin la ayuda de un abogado pese a que no es lo más recomendable.

¿Cuánto tarda un juicio laboral?

El tiempo de un juicio laboral depende de distintos factores. Considera que primero va a depender de la carga de trabajo del Servicio de Mediación y Arbitraje, en la que se presenta la papeleta de conciliación.

Los servicios se citan en cuestión de meses, por eso son muchos los trabajadores que presentan la demanda sin esperar el acuerdo.

Luego entra un segundo factor al momento de llevar a cabo un juicio laboral, que es la carga de trabajo de la oficina judicial. Por ejemplo, si el juicio es sobre derechos fundamentales o libertades públicas puede estar resuelto en 3 meses, pero hay casos en que puede extenderse hasta el año.

Pero cuando no tiene carácter preferente puede demorar hasta un par de años. Siempre dependerá de la complejidad del caso y de la carga de trabajo. Según los últimos datos otorgados por el Consejo General del Poder Judicial la situación empeora con el pasar de los años, ya que actualmente un juicio laboral puede demorar en promedio cinco meses. 

Deducir en el IRPF el coste de la defensa jurídica

Otro factor a tener en cuenta es que los costes por demandar a la empresa son deducibles fiscalmente en las declaraciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) con un límite anual de 300 euros.

Estos importe se deduce el año que se pagan, así se haya finalizado el procedimiento o que haya ganado o perdido.

Dicho esto, recuerda que presentar una papeleta de conciliación no significa que acabará necesariamente en los tribunales, por eso lo mejor es solucionar la situación laboral con un verdadero profesional de oficio

La figura de un abogado laboralista es clave para llevar a cabo una demanda ante un juicio laboral, siempre se puede acudir a profesionales que se adapten a tu presupuesto y sobre todo que de verdad te ayuden en este procesos que puede ser largo y tedioso.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad