Despedido tras ERTE: ¿Qué derechos tienes?

El despido después de un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) puede ser una realidad para muchos trabajadores en España. A medida que las empresas se recuperan de la crisis económica provocada por la pandemia de COVID-19, algunas pueden decidir prescindir de parte de su plantilla. Aunque el ERTE se utiliza como una herramienta para evitar despidos, en ocasiones, la decisión final puede ser el despido de algunos trabajadores. En este artículo, vamos a profundizar en las claves para entender el despido después de un ERTE y cómo actuar en caso de que seamos uno de los afectados.

  • Protección contra el despido después de un ERTE: Una de las medidas que se tomaron durante la pandemia fue la protección contra el despido después de un ERTE. Esto significa que las empresas no podían despedir a los trabajadores que habían sido incluidos en un ERTE temporal. Sin embargo, esta protección solo duró hasta el 31 de mayo de 2021, y desde entonces las empresas pueden despedir a los trabajadores después de un ERTE.
  • Indemnización en casos de despido: Cuando un trabajador es despedido después de un ERTE, tiene derecho a una indemnización por despido si la empresa no justifica adecuadamente las razones del despido. En este caso, la indemnización será equivalente a 20 días de salario por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades. Sin embargo, si la empresa justifica el despido adecuadamente, el trabajador no tendrá derecho a una indemnización por despido.

¿Qué sucede si me despiden después de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE)?

Si un trabajador es despedido después de que su empresa haya aplicado un ERTE por causas económicas, tendrá derecho a una indemnización que variará en función del tiempo que haya trabajado en la empresa. En concreto, el trabajador percibirá 20 días de salario por cada año trabajado, hasta un máximo de 12 mensualidades. Esto siempre y cuando la empresa sea capaz de justificar el despido económico.

Cuando un trabajador es despedido tras un ERTE por motivos económicos, tiene derecho a una indemnización dependiendo del tiempo que ha trabajado en la empresa. La cantidad se calcula como 20 días de salario por cada año trabajado hasta un máximo de 12 mensualidades, siempre y cuando la empresa pueda justificar la necesidad del despido por causas económicas.

¿De qué manera influye el ERTE en la compensación por despido?

El reciente fallo del Tribunal Supremo ha establecido un cambio importante respecto a la compensación por despido en casos de trabajadores que hayan estado sometidos a un ERTE. Según el fallo, el tiempo en que un trabajador esté incluido en un ERTE no se debe tener en cuenta para calcular la indemnización a la que tendría derecho en caso de ser despedido. Esta decisión puede tener importantes consecuencias en el ámbito laboral y es importante que las empresas y trabajadores estén al tanto de los cambios legales al respecto.

El Tribunal Supremo ha determinado que el tiempo en que un trabajador esté sometido a un ERTE no contará para calcular la indemnización por despido que le correspondería. Este fallo generará importantes consecuencias en el ámbito laboral, por lo que es crucial que empresas y trabajadores se informen sobre las modificaciones legales en este aspecto.

¿En qué circunstancias pueden despedirte durante un ERTE?

Durante un ERTE, la empresa tiene la posibilidad de despedir al trabajador de forma justificada, como por ejemplo por motivos disciplinarios o productivos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que mientras dura el ERTE, la empresa no puede utilizar esta figura legal para despedir al trabajador sin motivo alguno. Una vez finaliza el ERTE, la empresa cuenta con la opción de ejecutar despidos también justificados, y si así lo considera necesario, presentar un ERE definitivo.

Durante un ERTE, la empresa tiene la posibilidad de realizar despidos justificados por motivos disciplinarios o productivos, pero no puede despedir al trabajador sin un motivo claro. Una vez finalizado el ERTE, la empresa puede ejecutar despidos justificados y, si fuera necesario, presentar un ERE definitivo.

El impacto del despido después del ERTE en el mercado laboral

El despido después del ERTE ha sido uno de los principales problemas a los que se están enfrentando las empresas que se encuentran en esta situación. Y es que, a pesar de haber optado por reducir su plantilla temporalmente mediante el uso de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo, el final de este periodo puede dejar una importante huella en el mercado laboral. Los trabajadores a los que se les ha ofrecido un despido pueden encontrarse con serias dificultades para encontrar otro trabajo, lo que puede afectar a su vida personal y a la economía del país. Además, el despido también implica una pérdida de capital humano y de experiencia para la empresa, lo que dificulta su recuperación en un futuro.

La finalización del ERTE puede ser un desafío para las empresas, ya que el despido de los trabajadores puede tener un impacto negativo en el mercado laboral, y dificultar la búsqueda de empleo de los mismos. La empresa también pierde capital humano y experiencia.

Cómo enfrentar el despido después de la reducción de jornada por ERTE

Cuando se ha sufrido una reducción de jornada por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y esta finaliza con un despido, es normal sentirse desorientado y preocupado. Sin embargo, es importante saber que existen medidas para enfrentar este momento complicado. En primer lugar, se debe realizar una revisión exhaustiva de la documentación del ERTE y del despido para comprobar su legalidad. A continuación, se puede recurrir a asesoramiento legal especializado para conocer las opciones de recurso y las indemnizaciones correspondientes. Es recomendable también estar preparado para buscar nuevas oportunidades laborales y actualizar el currículum y habilidades.

Tras una situación de reducción de jornada por ERTE y posterior despido, es fundamental revisar la documentación con detenimiento y buscar asesoramiento legal para conocer las opciones de recurso y las compensaciones que corresponden. También es importante prepararse para buscar nuevas oportunidades laborales actualizando curriculum y habilidades.

La importancia del asesoramiento legal tras el despido post-ERTE

El ERTE ha sido un importante recurso para muchas empresas durante la crisis del coronavirus, pero también ha significado un despido temporal para miles de empleados. Ahora que las empresas están retomando su actividad, algunos de estos trabajadores están recibiendo la noticia de que no serán reincorporados. En estas situaciones, es importante contar con el asesoramiento legal de un abogado laboralista para conocer si se ha producido una situación de despido improcedente y, en su caso, reclamar las indemnizaciones correspondientes. Además, un experto en derecho del trabajo puede también ayudar a los empleados a negociar nuevas condiciones de trabajo o llegar a acuerdos satisfactorios con las empresas.

Los empleados afectados por el no reincorporamiento tras un ERTE deben buscar asesoramiento legal de un abogado laboralista para evaluar las opciones de reclamar indemnizaciones por despido improcedente o negociar nuevas condiciones laborales con la empresa.

El despido después de un ERTE no es algo infrecuente y, en muchos casos, es necesario para que la empresa pueda recuperarse. Sin embargo, es importante que se lleve a cabo de acuerdo con la legislación laboral vigente y con las condiciones establecidas en el ERTE. En caso contrario, el empleado puede emprender medidas legales para defender sus derechos. Es fundamental que tanto la empresa como el trabajador sean conscientes de sus obligaciones y derechos para evitar problemas y conflictos en el futuro. En un contexto económico incierto como el actual, es necesario buscar soluciones que permitan la recuperación de las empresas sin perjudicar gravemente a los trabajadores, y esto solo se logra a través del diálogo, la negociación y el cumplimiento de las normativas establecidas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad