Despido objetivo: La guía definitiva para entenderlo

Despido objetivo: La guía definitiva para entenderlo

El despido objetivo es una figura legal que permite a los empleadores terminar la relación laboral con un empleado por causas específicas y justificadas. A diferencia del despido disciplinario, el despido objetivo no está relacionado con el comportamiento o rendimiento del empleado, sino con circunstancias objetivas que hacen imposible mantener la relación laboral.

¿Cuándo se puede realizar un despido objetivo?

Objective dismissal image guide: When is it appropriate

El despido objetivo puede llevarse a cabo en diferentes situaciones, como por ejemplo:

  • Cuando existen causas económicas, técnicas, organizativas o de producción que afectan a la empresa.
  • Cuando se producen cambios en el puesto de trabajo que hacen imposible la continuidad del empleado.
  • Cuando se cumplen los requisitos legales establecidos en el Estatuto de los Trabajadores.

Es importante mencionar que el despido objetivo debe ser comunicado al empleado con una antelación mínima de 15 días y debe incluir una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.

Causas económicas, técnicas, organizativas o de producción

Una de las principales causas que puede llevar a un despido objetivo es la situación económica de la empresa. Si la compañía está atravesando dificultades financieras y no puede mantener el nivel de empleados, puede recurrir a esta figura para reducir la plantilla.

Las causas técnicas se refieren a cambios en la maquinaria, tecnología o procesos de producción que hacen que el puesto de trabajo del empleado sea innecesario o inviable.

Las causas organizativas están relacionadas con reestructuraciones internas de la empresa que afectan a la distribución de tareas y puestos de trabajo.

Por último, las causas de producción se refieren a situaciones en las que la demanda de los productos o servicios de la empresa ha disminuido considerablemente, lo que hace necesario reducir la plantilla.

Requisitos legales para el despido objetivo

Legal requirements for objective termination - Objective termination guide images

El Estatuto de los Trabajadores establece una serie de requisitos que deben cumplirse para llevar a cabo un despido objetivo:

  • La empresa debe acreditar y demostrar la existencia de las causas objetivas que justifican el despido.
  • El empleado debe recibir una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.
  • La comunicación del despido debe realizarse por escrito y con una antelación mínima de 15 días.
  • El empleado tiene derecho a una indemnización adicional por falta de preaviso si no se respeta el plazo de 15 días.

Procedimiento para impugnar un despido objetivo

Si un empleado considera que su despido objetivo es improcedente o injustificado, puede impugnarlo ante los tribunales laborales. El trabajador tiene un plazo de 20 días hábiles desde la fecha de notificación del despido para presentar la demanda correspondiente.

En el proceso judicial, el empleado deberá aportar pruebas que demuestren que el despido no cumple con los requisitos legales o que las causas alegadas por la empresa no son reales o justificadas.

El despido objetivo es una herramienta legal que permite a los empleadores terminar la relación laboral por causas específicas y justificadas. Es importante que tanto empleadores como empleados conozcan los requisitos y procedimientos relacionados con el despido objetivo para garantizar que se cumplan los derechos laborales de ambas partes.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad