Que es injuria y ejemplos

Insultos o delito de injurias es el agravio hecho a un individuo, que atenta contra su integridad, dignidad o reputación, en el momento en que se le acusa de ser creador de un acto que degrade su autovaloración o su honor, generalmente. se muestra mediante una grave lesión de expresiones.

Ciertos ejemplos de calumnias y calumnias

Muchas son las ocasiones en las que se tienen la posibilidad de generar estos delitos, entre los ejemplos están calumnias y calumnias directas o calumnias y calumnias indirectas.

Se charlaría de injurias y calumnias directas en los próximos casos:

¿Cuál es la diferencia entre injurias y calumnias?

Como vimos, la diferencia entre insulto y calumnia reside en el contenido de las declaraciones que se hacen sobre la otra persona. La razón de o sea que lo que se resguarda en los dos delitos es el honor y la dignidad de la persona respecto de la que se hacen las afirmaciones, pero por difamación observamos que en esas afirmaciones se hizo la acusación de un delito, y en libelo no es esto en la situacion, no se le acusa de haber cometido un delito, sino sencillamente se está violando la dignidad de la persona con las afirmaciones que se hacen sobre él.

Si pensamos que tenemos la posibilidad de ser víctimas de un delito de injurias o calumnias, es conveniente asistir primero a un letrado de seguridad para investigar la situación. No en todos los casos contamos un delito, y hay ocasiones, por poner un ejemplo, si la otra persona no quiere atentar contra nuestro honor, no va a haber delito.

¿Dónde se regulan los delitos ofensivos?

Las injurias están reguladas en el Título XI (Delitos contra el honor) del Código Penal, Capítulo II (Daño), productos 208 a 210.

El tipo básico está particularmente en el producto 208 del Código Penal. Código:

¿Qué es el delito de injuria?

El producto 208 del Código Penal establece:

Es injuria el acto o la expresión que lesione la dignidad de otra persona, menoscabe su reputación o atente contra nuestro respeto.

Audiencia Provincial de Pontevedra (Sección 2ª), Coche diez.5.2017:

“Ya que coincidimos con el instructor en que las oraciones de carácter ofensivo contenidas en el comentario efectuado en la comunidad, en comprometerse con su entidad y no reiterar, ni se considerarán lesiones graves, tratándose de actuaciones despenalizadas. Por consiguiente, la clausura del trámite solo puede prescribirse sin precisar entrenar diligencia alguna, la que solo se justifica por la actuación supuestamente delictiva.

Otra cosa es que se logren integrar en un atentado al derecho al respeto que se logre llegar a no lograr una entidad y una calidad habitual o delictiva, a ser perseguida en la tutela jurisdiccional de derechos escenciales , a eso que la t -recurrente. puedes recurrir si te es conveniente.”

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad