¿Qué hacer ante un despido? Consejos para afrontar cada caso

qué hacer ante un despido

Todo trabajador se encuentra en una situación de vulnerabilidad una vez que lo despiden, debido a que no conoce todos sus derechos y además, suelen ser momentos complicados como empleados. En estos casos se pueden realizar distintas acciones, desde consultar a un abogado, dirigirse al estatuto de trabajadores o consultar a través de internet.

Imaginamos que si te encuentras en esta situación complicada, estás leyendo esto, y es por ello que queremos guiarte en tu proceso.  Si te interesa saber, ¿qué debes hacer?, ¿qué proceso debes cumplir?, continúa leyendo.

¿Qué debemos hacer una vez que nos despiden?

Cuando nos despiden lo primero que debemos tomar en cuenta es que nos deben entregar una carta que nos notifique la despedida. Si nos la entregan, debemos realizar una copia de la misma. De forma contraria, tendremos que exigirla, ya que es una obligación de la empresa entregar una carta que anuncie el despido.

Además, esta carta nos estará informando qué tipo de despido nos realizó la empresa. Una vez que sabemos qué tipo de despido fue, tomaremos en cuenta si es un despido objetivo o disciplinario, ya que el objetivo tiene una obligación de avisar 15 días previos a que termine el contrato. En caso de uno disciplinario, no debe asumir, ni contar con un aviso.

En la carta debemos revisar hasta el más mínimo detalle, la fecha, razones, nombre, apellido, datos, quién la firma, el sueldo y liquidación que le deben al empleado y la indemnización que le corresponde. Si algún detalle no está bien especificado es posible que se realice una demanda laboral e incluso impugnar el despido.

Teniendo la carta de despido, la empresa exigirá la firma y nosotros tendremos   confirmar si estamos “Conforme” o “No conforme” con el mismo. Con regularidad se debe firmar “No conforme”, porque pudo haber un acto arbitrario y fue una decisión del empresario, de igual forma, es mejor leer todo el documento detenidamente.

Si la firma está en “No conforme”, lo que realizará la empresa como respaldo es llamar a dos testigos.  Es necesario hacer la firma, ya que el despido siempre es notificado, y la empresa puede notificar que el documento fue recibido.

Ya que firmamos, y tomamos en cuenta todo lo anterior, debemos tomar de nuestro puesto, todo lo perteneciente y cualquier dato que nos pueda servir de prueba.

Hay que tomar en cuenta que cualquier convenio que se realice con el presidente de la empresa o el jefe al empleado, puede traer contraindicaciones e incluso, riesgos a largo plazo.

¿Cuáles son los derechos de un trabajador ante un despido?

Todo trabajador tiene derechos que le respaldan ante un despido, los cuales debe tener en cuenta desde el primer momento en que se lo notifican.

  • El trabajador tiene derecho a ser readmitido a su puesto laboral. Únicamente en casos de despido improcedente o nulo.
  • El trabajador tiene derecho a recibir un pago del finiquito, incluyendo la indemnización por despido.
  • El trabajador tiene derecho a pedir una prestación por desempleo. Legalmente eres despedido y por ende, puedes pedir un paro que avale tu situación.

Ahora bien, uno de los puntos más importantes de los derechos de un trabajador, es el derecho al finiquito tras el despido, es por ello que te estaremos guiando al respecto.

¿Qué debo saber del derecho al finiquito tras el despido?

Primeramente creemos que debes saber de sus definiciones. El finiquito no es más que la cantidad total que te debe la empresa por realizar tus actividades laborales cierto tiempo y por el despido. Este dinero  es indispensable al momento de realizar un despido, por ello, es una obligación de la empresa.

Independientemente del despido al que haya recurrido la empresa, el finiquito no debe faltar. Si llegase a entregarse una cantidad de dinero incompleta, incorrecta o mucho menor de lo calculado, el despido se marca como nulo e improcedente, y puede llevar a una demanda.

Si tenías dudas de que debía llevar el finiquito para calcularse correctamente, acá te lo comentamos:

  • Horas extras trabajadas.
  • Salario total y correspondiente mes a mes y tras el despido.
  • Indemnización por el despido.
  • Un añadido de partes proporcionales de pagas extraordinarias.

Algo importante que debes tomar en cuenta, es que la indemnización te la entregan por despidos objetivos. Si el despido es disciplinario o nulo, no lo entregarán, sin embargo, si te consiguen un abogado o un laborista, puede conseguirte una indemnización por daños laborales, pero es poco probable ganar.

¿Si no cobro indemnización, de igual forma puedo obtener el finiquito?

Independientemente de tu tipo de despido, puedes cobrar el finiquito sin ningún problema.  Por supuesto, debe incluir la indemnización, solo si no se trata de un despido disciplinario, tal y como te comentamos anteriormente.

¿Qué debo notar al calcular el despido?

Anteriormente te mencionamos todo lo que debe tener un finiquito, por lo tanto, puedes saber cuánto aproximadamente te debe la empresa una vez que te despiden. En caso de que la empresa te pague incompleto, lo mejor que se puede realizar es dirigirse a un abogado especialista en el área, para iniciar un reclamo.

No te comentamos que realices la demanda por sí solo, porque lo mejor es que un laborista te aconseje en cómo seguir el proceso.

¿Qué pasa con los despidos verbales?

Te comentamos al principio que es necesario que la empresa te entregue el documento o la carta donde emiten tu despido, la cual tú debes firmar. Los despidos verbales, suelen evitar constantemente esta carta, por lo tanto, es necesario exigirla, ya que es la que aval que tú no trabajas en la organización y que por lo tanto, puedes recibir el finiquito e indemnización.

En caso de que la empresa no te entregue el documento a tiempo, puedes impugnar.

¿Qué sucede si la empresa tiene mi finiquito pero no me entrega la carta?

Finalmente, si la empresa te entrega todo para considerar que es un despido, desde  el finiquito y la indemnización y aun así no te entrega la carta de despido, debes recoger todas las pruebas posibles para demostrar que fuiste despedido.

Una vez que tienes las pruebas, lo mejor es entregar a la empresa un llamado burofax, el cual comprobará que fuiste despedido y que además, deben marcar recibido, para que te envíen la carta.