Que no decirle a un abogado

Quince cosas que jamás tienes que mencionarle a un letrado Priorizará mi caso Está convencido de que vamos a ganar el juicio No creo en los abogados pues son mentirosos. Me cobrará tanto por realizar trámites elegí derecho por el hecho de que no sabía que mucho más estudiar ¿Cuándo saldrá el examen?

Pixabay Los franceses son conocidos por charlar el idioma del amor. De ahí que, en la edición francesa de la gaceta Cosmopolitan dan una secuencia de consejos para las mujeres abogadas. A conocer si con estos puedes elegir si te quedas o comienzas con el hombre ley.

1. No deberías ver series con él. Siempre y en todo momento halla datos, por pequeños que sean, que dicen «de este modo no es como verdaderamente pasa». Esencialmente, suprime todos y cada uno de los capítulos de tu novedosa serie preferida. 2. Considera que siempre y en todo momento tiene la razón. 3. Se apega a sus principios y tiene una fuerte convicción. ¿Andas presto a debatir toda la noche para probar que está equivocado? 4. Trabaja muchas horas suceda lo que suceda, aun en vacaciones en el momento en que está en la playa. Pero en cierta forma, es algo positivo, por el hecho de que quiere decir que deberían gozar mucho más el tiempo que pasan juntos. 5. La mayor parte de las ocasiones, no comprendes lo que afirmas pues añade varios datos a tus historias. 6. Es muy confiado y/o insolente. Todavía no puedes entender si no posee ni la más remota idea o si es bastante confiado. 7. Le chifla debatir. Habitual, por ser letrado. Pero cualquier persona que sea el inconveniente, halle una causa para respaldar y batallar. Es feliz en el instante en que puede enumerar sus razonamientos. 8. Se visten muy elegantemente. 9. Lo invitan a varios acontecimientos de prominente perfil, que en ocasiones necesitan una cita: cenas, cócteles, almuerzos, todos con clientes del servicio potenciales. diez. Detesta perder. Puedes olvidarte de desplazarte por el Scrabble o, peor aún, lograr que juegue al tenis contra tu primo. En todo caso, si no ganas, sufrirás por tu mal humor y tu ego herido. 11. Es realmente bueno ser respetado por todos. Utiliza su magia todo el día en el trabajo, con lo que por supuesto sabe de qué forma llevarlo a cabo todos y cada uno de los días. Va a ser un enorme éxito con tus amigos y familiares. 12. Puede ser realmente persuasivo. Indudablemente, la persuasión es una parte de tu trabajo. 13. Tiene buen sentido de la charla. 14. Explota al límite su momento de libertad. Así sea una enorme Panorama o sencillamente ver películas en el sofá. 15. Te va a ayudar con todas y cada una de las cosas legales que no comprendas. 16. Tiene buenísima memoria. Todo lo mencionado por sus estudios en la Capacitad de Derecho. 17. Es fiable.

Oraciones de abogados que se tienen que leer todos y cada uno de los días

Primeramente, quizás lo más esencial, el decálogo del letrado. Decálogo del que el instructor Eduardo Couture, de origen uruguayo, es su primordial realizador:

  1. Estudio: la ley cambia todo el tiempo. Si no prosigues sus pasos, vas a ser cada día un tanto menos letrado.
  2. Piensa: el derecho se aprende aprendiendo, pero se ejerce pensando.
  3. Trabajo: la abogacía es un esfuerzo serio puesto al servicio de causas justas.
  4. Pelea: es tu deber batallar por la justicia; pero el día que halles la ley en enfrentamiento con la justicia, pelea por la justicia.
  5. Sé leal: sé leal a tu cliente, alguien a quien no tienes que dejar hasta el momento en que te des cuenta de que no es digno de ti. Leal al enemigo, aun en el momento en que te es infiel. Leal al juez, que ignora los hechos y debe confiar en lo que afirmas; y, en lo que se refiere al derecho, ocasionalmente que debe confiar en el que solicitas.
  6. Acéptalo: admite la realidad del resto tanto como deseas que se admita la tuya.
  7. Ten paciencia: según la ley, la venganza transporta tiempo por las cosas que se hacen sin tu colaboración.
  8. Ten fe: ten fe en la ley, como el más destacable instrumento para la convivencia humana; en la justicia, como destino frecuente de la ley; en la paz, como sustituto genérico de la justicia. Y más que nada, tened fe en la independencia, sin la que no hay derecho, justicia y paz.
  9. Olvida: la profesión de letrado es una guerra de pasiones. Si en todos y cada guerra llevabas el alma con rencor, va a llegar un día en que la vida te va a ser irrealizable. En el momento en que concluya la pelea, olvida tu victoria tan rápido como tu derrota.
  10. Quiere tu profesión: trata de estimar la ley de tal modo que estimes un honor el día que tu hijo te solicite que le aconsejes sobre su porvenir, que te sugiera que es letrado.

Revisión del Estatuto General de la Abogacía

La primera y mucho más básica recomendación que se le debe llevar a cabo a un nuevo integrante es leer el increíble libro de consejos para abogados. Este libro no es ni una novela ni un ensayo. Es una ley, el Estatuto General de la Abogacía (Real Decreto 135/2021, de 2 de marzo). Prácticamente todos estos son consejos que un letrado en ejercicio debe tomar y utilizar, pues no en balde son reglas, y ahora se conoce que las reglas son de obligado cumplimiento.

Portada del producto que se titula «Noticias introducidas en el nuevo Estatuto General de la Abogacía De españa (I)» anunciado el 22/05/ 2021. (Diseño: Cenaida López/Economista y Jurado)

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad